Mikel Mendibil

Mikel Mendibil acabando un mural participativo

Desde muy pequeño parece ser que apuntaba a que la expresión plástica podía ser una compañera de por vida. Pasaba mucho tiempo dibujando, incluso en el recreo, y pronto empezaron a llegar sus frutos en concursos. Tuve la suerte de poder estudiar Bellas Artes en Bilbao y Atenas; toda una experiencia vital. Y en cuanto me licencié pude trabajar como ilustrador y diseñador gráfico, sin dejar de pintar en gran formato y trabajar en multimedia (web, video, animación y app interactiva). Desde el milenio pasado he seguido trabajando esos campos, pero también colaborando en proyectos con artistas como Xabier Morrás.

Los primeros murales los pinté cuando el movimiento antimilitarista me pilló en el instituto. Así que desde el principio tuvieron un fuerte componente social. No soy muy amigo de exposiciones; prefiero sacar la pintura a la calle en la medida de lo posible y los murales participativos me parecen una de las mejores maneras de hacerlo. Transformar nuestro entorno hace que lo habitemos más a gusto. Participar en el proceso hace que el resultado lo sintamos más nuestro. Trabajar codo con codo en auzolan fortalece los lazos que nos unen. Y en estos tiempos de individualismo, se agradece sentirse parte de una comunidad.